lunes, 18 de abril de 2011

Sócrates y Platón.

Sócrates (469- 399 a.C.).


Imagen del busto de Sócrates.

El punto de partida de la filosofía socrática es el problema moral, la autoconciencia ("conócete a ti mismo"). Desarrollando esta idea, Sócrates se dedicó fundamentalmente a problemas éticos y procuró investigar conceptualmente la esencia permanente de lo justo, lo bueno, lo bello, etc. Sus indagaciones revisten la forma de preguntas sobre conceptos generales de carácter moral: ¿qué es la piedad?¿qué es el valor?¿qué es el autodominio?
Sócrates conoció las obras de los antiguos filosofos de la naturaleza, pero concentró su interés en el ser humano. El conocimiento auténtico no era el saber por el saber, el saber teórico, sino la techné, o saber práctico, que tiene cierta utilidad para el hombre. Pretendió fundamentar un conocimiento riguroso y convertir a la filosofía en una ciencia. Para ello defendió el método inductivo y condenó a la método deductivo de los presocráticos: no hay que partir de afirmaciones sobre la totalidad del mundo, sino observar empíricamente, experimentalmente, la realidad concreta y, en todo caso, inducir de aquí leyes o principios generales. A pesar de su condición de ágrafo, Sócrates a ejercido una influencia decisiva en el pensamiento occidental, cuyo racionalismo fue uno de los primeros en configurar.


"La muerte de Sócrates" óleo de Jacques-Louis David de 1787.



Platón (427- 347 a.C.).


Imagen del busto de Platón.


A los 40 años fundó en Atenas la Academia. Los años de la Academia fueron los de su madurez creadora y el período en el que compuso sus obras más importantes. Es el primer filósofo de quien se conservan todos los textos publicados (los Diálogos, con Sócrates como protagonista en su mayoría de ellos).
Platón recibió la influencia de cuatro grandes filosofías:
1- Del pitagorismo adoptó elementos órficos, de la tendencia religiosa, la creencia de la preexistencia del alma y en su inmortalidad, y en la inferioridad del cuerpo.
2- De Parménides aprendió que la uténtica realidad es eterna, inmutable e intemporal, y que el cambio que captan nuestros sentidos corporales no es más que eso: apariencia, ilusión.
3- De Heráclito extrajo la visión crítica del inmovilismo parmenídeo: el dinamismo heracliteo afirma que nada es permanente en el mundo sensible.
4- De Sócrates, la preocupación por problemas éticos y en sus ideas políticas aristocráticas y antidemocráticas.

* La Teoría de las ideas.

El núcleo de la filosofía de Platón, en torno al cual giran todas sus doctrinas, es la teoría de las ideas. A partir de la misma quedan vinculadas la teoría de la realidad, la del conocimiento, la del amor, la política, la educación, etc. Según Platón el mundo que captamos a través de los sentidos (mundo sensible) es una copia de otro mundo, el de las ideas (mundo inteligible), el único que merece verdaderamente el nombre de realidad.
Las ideas (el bien, la belleza, la justicia, etc) son realidades que existen con independencia de las cosas (las cosas "bellas", "buenas", "justas",etc.). Las ideas son la causa de todas las cosas y el fundamento de todos los juicios que formulamos sobre ellas. La realidad solo puede ser aprehendida por la inteligencia no sensible sino inteligible. Cada idea es única, eterna, inmutable e inalterable (atributos del ser de Parménides). Las cosas, en cambio, son múltiples, sometidas a un flujo de cambio permanente. Tienen menos realidad, no podemos decir que "son" sino únicamente que "han sido" o que "serán", se captan a través de los sentidos pero no son propiamente inteligibles (por su movilidad permanente: Heráclito). Se pretende así conciliar el ser de Parménides y el devenir de Heráclito. La contraposición entre la realidad y el conocimiento que se tiene en la misma es descrita por Platón en un bellísimo y célebre mito.

Platón en la Academia de Atenas señalando el cielo en alusión al "mundo de las ideas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada